Cómo cubrir el acné con maquillaje

By 7 noviembre, 2014 Ten Image No Comments
destacada760x350

La piel del rostro puede sufrir alteraciones que modifiquen su aspecto. El acné es una de las alteraciones cutáneas más frecuentes, caracterizada por la aparición de granulaciones, comedones o pústulas.

Este tipo de afección de la piel puede deberse a causas hormonales, así como a la ac­ción irritativa de alguna sustancia.

El maquillaje profesional, y el uso de determinados productos, pueden ayudar a eliminar o disimular las posibles imperfecciones que aparecen constantemente en el rostro, como el acné.

Existen infinidad de productos de maquillaje que pueden servir de ayuda para paliar o disimular los elementos característicos del acné que se reflejan en el rostro, como las granulaciones o las manchas rojas.

A continuación te detallamos algunas de las técnicas y productos de maquillaje profesional con los que podrás cubrir y disimular el incómodo acné.

Correctores fluidos y en crema

Una de las opciones para acabar con este tipo de imperfecciones es el uso de los correctores, ya sean fluidos o en crema.

Los correctores son la base de trabajo para un buen maquillaje, y es que son los encargados de asegurar un resultado uniforme y sin imperfecciones.

A la hora de decantarnos por un determinado corrector hay que tener en cuenta las necesidades del rostro, en este caso, cubrir el acné.

Para este tipo de trabajo, los correctores más indicados son los correctores fluidos y los correctores en crema.

Corrector fluido

Se trata de un corrector fluido e hidratante, caracterizado por la fluidez de su textura, que hace que adquiera una gran adaptabilidad a las diferentes tonalidades de la piel.

Corrige todo tipo de alteraciones de color y proporciona, además, sensación de frescor e hidratación.

Este tipo de correctores se puede encontrar en tres tonalidades, verde, amarillo y melocotón, una para cada tipo de necesidad.

Mientras que el corrector amarillo se emplea para las ojeras azuladas o moradas, el melocotón es útil para disimular las pigmentaciones oscuras, siendo el verde el más indicado para compensar las tonalidades rojizas, como las que provoca el acné.

De este modo, para cubrir el acné, el corrector más recomendado es el de tono verde.

Para utilizarlo correctamente, aplica una pequeña cantidad de producto sobre la zona a tratar y extiéndelo con la ayuda del pincel. A continuación, termina de asentar y difumina el producto con la yema de los dedos.

Únete para recibir el contenido completo

Corrector en crema

Otro de los productos más usados para paliar este tipo de imperfecciones es el corrector en crema, un producto con mayor pigmentación y, por tanto, mayor cobertura.

Para aplicar este tipo de correctores sólo tienes que seguir estos pasos.

Paso 1: Con un pincel de pelo sintético, extiende el producto en las zonas a corregir.

Paso 2: Para obtener un acabado más natural, da pequeños toquecitos con la yema de los dedos, asegurando que el producto se asiente.

Paso 3: Finalmente, para conseguir un resultado más duradero y disimular la textura cremosa del corrector, aplica un polvo fijador en las zonas tratadas.

Fondos de maquillaje

Otra forma de cubrir las marcas del acné es usar determinados fondos de maquillaje, recomendados especialmente para estas necesidades.

Los fondos de maquillaje son cosméticos específicos para unificar tanto la textura como el color de la piel, así como disimular pequeñas imperfecciones como las del acné.

Actualmente, el mercado pone a nuestra disposición un amplio catálogo de fondos de maquillaje, pero para poder cubrir nuestras necesidades es imprescindible conocer de forma exhaustiva las características y cualidades de cada producto.

Fondos de maquillaje para pieles acnéicas

Los fondos de maquillaje indicados para disimular el acné han de cumplir una serie de requisitos. Generalmente, deben ser productos fluidos, ligeros, suaves y de fácil aplicación, que otorguen a la piel un aspecto natural y luminoso.

Además, deben contar en su composición con principios activos con efecto tratante, que hidraten, protejan y tensen la piel al mismo tiempo que unifican su tono y textura de modo uniforme, obteniendo resultados mate.
Se trata de productos, generalmente, oli free, que equilibran, hidratan y purifican la piel, algo de vital importancia para el acné.

Suelen tener efecto seborregulador, y cuentan con uno de los principios activos más populares del momento, Phlorogine®, que favorece la disminución de alteraciones cutáneas.

Queremos conocer tu opinión

comments