Cómo escoger un buen set de brochas de maquillaje

By 7 noviembre, 2016 Ten Image No Comments
set de brochas de maquillaje

Cómo escoger un buen set de brochas de maquillaje

Un buen kit de maquillaje incluye el uso de productos de gran calidad, así como un set de brochas de maquillaje

Éste debe estar compuesto por todos los elementos que se utilizan durante el proceso de maquillaje, desde el transporte del equipo hasta los utensilios para preparar la piel, pasando por un set de brochas y pinceles de maquillaje.

Estas herramientas son clave para que un maquillador pueda realizar correctamente su trabajo, ya que la idoneidad y calidad de las brochas y pinceles tienen una gran influencia en el resultado final.

En este artículo te daremos algunas de las claves para que tengas un buen criterio en el momento de escoger tu equipo de maquillaje.

Te mostraremos una gran variedad de brochas, que puedes obtener en tiendas online de maquillaje, y te explicaremos para qué y cómo usarlas.

¡La base para un maquillaje espectacular pasa por la correcta elección de los materiales!

Conocimientos básicos sobre las brochas

Para escoger el equipo necesario en cada ocasión es fundamental que tengas unas nociones básicas sobre estos productos.

El tipo de pelo, el diseño, la longitud o la forma son factores que influyen decisivamente en el resultado final. Para conseguir los resultados deseados has de aprender a escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

El pelo de la brocha

Las brochas, al igual que los pinceles, pueden ser de pelo natural, sintético o una combinación de ambos.

El pelo natural es muy útil para aplicar productos en polvo, compactos o sueltos, y difuminados. El corte de este tipo de pelo es irregular.

Los materiales de pelo natural normalmente están hechos de pelo de poni o de marta kolinsky, un tipo de comadreja cuyo pelaje es muy preciado. El pelo se obtiene a partir de la muda invernal.

Las brochas con pelo sintético, por su parte, son más duras, y se utilizan para aplicaciones más precisas, ya que permite dibujar trazos limpios. Los productos cremosos, grasos y fluidos se aplican muy bien con este tipo de pelo. 

Características que marcan la diferencia

Aparte del tipo de pelo que se utilice, has de tener en cuenta otros factores a la hora de elegir la herramienta en cuestión.

El tamaño del pelo, la forma y longitud de la brocha, por ejemplo. Todos los elementos son importantes.

Para que sepas qué brocha utilizar en cada caso, te vamos a contar detalladamente los diferentes tipos y su uso.

Dentro de esta categoría se encuentran varios tipos de brochas, catalogadas según su numeración y características, que sirven tanto para extender bases fluidas con rapidez y precisión como para aplicar el producto en zonas puntuales del rostro.

Brochas para fondos

Suelen ser de pelo combinado, ya que cada tipo proporciona un efecto distinto. El pelo sintético desliza y extiende la base fluida, mientras que el natural se encarga de aportar fuerza para difuminar con un acabado natural.

Dentro de esta categoría se encuentran varios tipos de brochas, catalogadas según su numeración y características, que sirven tanto para extender bases fluidas con rapidez y precisión como para aplicar el producto en zonas puntuales del rostro.

Brochas para polvos

Las brochas para aplicar polvos acostumbran a ser de pelo natural, ya que es el material más adecuado para aplicar este tipo de productos. El pelo natural de cabra blanca es una de las opciones más frecuentes.

Sirven tanto para aplicar los polvos uniformemente como para definir el pómulo. Suelen ser grandes, suaves y de cerdas largas. Es muy polivalente, ya que tiene distintos usos.

Brocha diagonal

Como su propio nombre indica, el pelo de esta brocha tiene una forma diagonal. De esta manera, cuando la brocha recorre la línea del pómulo, lo hace de manera más precisa.

Se suele usar para aplicar colores oscuros y crear un efecto sombra.

Brocha redonda

En cambio, con la brocha de forma redonda se aplican colores más suaves, que resaltan y proporcioan rubor al pómulo.

Se suele usar para aplicar colores oscuros y crear un efecto sombra.

Brocha abanico

Y por último, una de las brochas más populares, aunque no se utiliza para la aplicación de ningún producto, y tampoco para obtener mayor precisión.

Es una herramienta imprescindible para conseguir un acabado perfecto. Una brocha que tiene como principal función pulir y eliminar los restos de maquillaje, y es de pelo natural.

Se trata de la brocha abanico, un elemento básico para lograr los mejores resultados sin pecar de exceso de maquillaje. Esta brocha, como hemos mencionado, es de pelo natural, y se utiliza para culminar nuestro trabajo y eliminar los posibles restos de producto que puedan quedar una vez finalizado el look.

Es similar al pincel abanico en tanto que se utiliza para eliminar los restos de maquillaje y que presentan una morfología similar en el pelo, pero no deben confundirse, ya que mientras que la brocha sirve para el rostro, el pincel abanico delimita su uso a las pestañas, donde se encarga de peinar, separar y quitar acumulaciones de productos.

Cómo usar las brochas

Ahora que ya sabemos cuáles son las brochas que mejor se adaptan a nuestras necesidades y podemos elegir sabiendo qué características han de tener para conseguir lo que buscamos, es el momento de conocer cuál es la mejor y más eficaz forma de utilizarlas.

En primer lugar, hay que prestar atención al modo en que cargamos de producto la herramienta, en este caso la brocha, aunque también es extensible a los pinceles.

La manera más adecuada de cargar la brocha es deslizando su parte lateral, por las dos caras, sobre el producto. No es recomendable clavar la punta del pincel, ya que estropearía el pelo y el producto.

Ahora, una vez que hemos impregnado la brocha de producto, nos aseguraremos de descargar el exceso dando ligeros toques en el mango del pincel. Nunca hay que soplar el pincel para eliminar el exceso de producto, ya que, además de no ser higiénico, puede crear cierta humedad, al entrar en contacto con el vaho, y provocar que el producto no se difumine bien.

Una vez comprobado que la brocha cuenta con la cantidad justa de producto, pasamos a depositarlo sobre la piel. Para ello, aplicaremos el producto por la parte plana de la herramienta y lo difuminaremos hasta cubrir la zona deseada.

Consejos generales

Para conseguir los mejores resultados es importante utilizar siempre las brochas y pinceles adecuados, es decir, aquellas herramientas ideadas para su uso en determinadas zonas del rostro, como hemos visto anteriormente.

Recuerda que existe una gran diferencia entre brochas y pinceles, ya que están diseñados para cubrir necesidades distintas y, mientras que las brochas se recomiendan para maquillar zonas amplias, los pinceles permiten maquillar más detalladamente.

Cuidado de las brochas

Una vez elegidas las herramientas, y para que tu equipo de maquillaje se mantenga en buenas condiciones, tienes que seguir una rutina de limpieza y mantenimiento de las brochas y los pinceles.

Estos utensilios se deben lavar periódicamente con un detergente que contenga bactericida, para desinfectar el material. Para ello, se introducen en esta disolución durante el tiempo que indique el fabricante.

La frecuencia de lavado, puesto que se trata de una herramienta de uso diario, puede establecerse en una vez por semana, aunque si tenemos la oportunidad de aumentarla, mucho mejor. Una vez lavadas, lo ideal es dejarlas secar de forma natural, evitando así otros métodos menos recomendables.

Aunque haya personas que limpian las brochas con alcohol etílico, no es la opción más recomendable, ya que este producto reseca la brocha y disminuye su vida útil.

Elegir los utensilios adecuados en cada caso es esencial para conseguir el efecto deseado, pero también es fundamental cuidar el material para que funcione a la perfección y no se deteriore.

Ahora ya conoces un poco más cómo elegir la brocha adecuada para cada situación. Escoger las herramientas apropiadas es el primer paso para un trabajo bien hecho.

Las brochas de gran calidad serán tus mejores aliadas para conseguir maquillajes despampanantes.

¿Con cuál te quedas?

Podemos maquillarnos con una gran cantidad de brochas: de corte redondo, en punta, biselado, plano… Pero siempre habrá una que nos funcione mejor que otra y con la que, como maquilladores profesionales, podemos asegurarnos que el resultado de nuestro maquillaje sea excelente.

¿Cuántas veces hemos estado maquillando y al observar el resultado final nos hemos dado cuenta que hay algún que otro corte de color? Este tipo de cortes se pueden evitar utilizando la brocha adecuada. Los cortes de color pueden aparecer de muchas maneras: cuando aplicamos el fondo de maquillaje, el colorete, los polvos bronceadores y también con las sombras de ojos. Algunos ejemplos serían los siguientes: la típica marca que aparece entre el rostro y el cuello al aplicar el fondo, el rubor de un colorete demasiado marcado, la frente con manchas debido a algún polvo bronceador, la aplicación de demasiada cantidad de maquillaje, etc.

Si cuentas con un completo set de brochas de maquillaje, tienes la opción de mejorar notablemente el resultado de tu maquillaje. A continuación, los expertos en maquillaje de TEN IMAGE, te muestran algunos consejos para que optimices tus maquillajes al máximo a partir de las brochas de maquillaje:

Difuminar cortes

Para evitar los cortes de color de los que hablábamos, la que más nos conviene es la Brocha Redonda (PB-04). Servirá para difuminar cualquier producto de maquillaje que apliquemos sobre la superficie de la tez, consigue que los productos se integren a la perfección con la piel. Los expertos en maquillaje aconsejan que utilices los restos de maquillaje que queden en la brocha para difuminar el producto hacia la zona del escote y así evitar el efecto máscara.

Evitar manchas

Los polvos bronceadores o terracotas hacen que el rostro luzca un tono más moreno y a la vez natural -siempre dependiendo de la forma en que lo apliques-. La herramienta ideal es la Brocha Colorete (PB-29), gracias a su textura esponjosa y a su forma redonda, algo que ayuda a que el producto se difumine, evitando manchas y consiguiendo un acabado uniforme. Desde TEN IMAGE te aconsejamos que empieces a aplicar este producto en el contorno de tu rostro y que luego vayas difuminándolo hacia dentro, así evitarás que aparezcan manchas en la frente.

Retirar excesos

¿Se han caído restos de sombras de ojos en tus mejillas? Nunca utilices la yema dedos para eliminarlos, ya que si lo haces extenderás el pigmento de las sombras en tus pómulos y mejillas. Utiliza la Brocha Abanico (PB-34) y así retirarás los excesos de maquillaje a la perfección y pulir el resultado del look escogido.

Iluminación

Ahora que se ha puesto de moda el strobing (iluminar y acentuar algunas áreas del rostro de forma natural como el arco de la ceja, pómulos, nariz, arco de cupido y la zona del lagrimal), los maquilladores profesionales de TEN IMAGE aconsejan utilizar un pincel de pelo natural más pequeño como el Pincel Sombras (PB-17). Pincel con el que conseguirás iluminar estas zonas puntuales con más facilidad y precisión.

¡Ahora que ya sabes cómo mejorar los resultados de tu maquillaje sólo te queda aplicar nuestros consejos!

Queremos conocer tu opinión

comments