La importancia de limpiar, tonificar e hidratar antes de comenzar a maquillar

By 7 noviembre, 2014 Ten Image No Comments
destacada2

El maquillaje siempre debe comenzar con la preparación de la piel, es decir, con la limpieza, la tonificación y la hidratación de la misma, mediante el uso de productos de cosmética profesional y la ejecución de distintas técnicas como el desmaquillado, la exfoliación o la hidratación.

El cuidado de la piel ha de ser prioritario, por lo que, cuando se lleva a cabo un servicio de maquillaje, nunca se debe olvidar la importancia de su preparación.

Para ello existe un amplio abanico de posibilidades en cosmética profesional, una serie de productos de alta calidad ideados especialmente para mantener la piel con un aspecto sano y saludable, además de asegurar su protección frente a aquellos elementos que puedan alterar su estado.

Estos productos pueden clasificarse siguiendo diferentes patrones, aunque en esta ocasión los vamos a presentar según su forma cosmética, su función y su tipología.

Cosméticos para la limpieza y el cuidado del rostro

Existen numerosos cosméticos creados especialmente para el cuidado del rostro, ideados para todo tipo de pieles y necesidades, formulados con partículas que reflejan la luz y que, además, atenúan las líneas de expresión e igualan el tono de la piel.

Este tipo de productos son cosméticos desmaquillantes, tónicos, peelings y/o las mascarillas, cada uno de ellos dotado con una serie de características que determinan su uso.

Desmaquillantes

Son geles limpiadores, desmaquillantes, que no provoca tirantez en la piel y tampoco la resecan, proporcionando la suavidad y elasticidad que la piel necesita.

Desmaquillan con facilidad, limpiando la piel en profundidad y eliminando los maquillajes más resistentes, además de las impurezas, bacterisas y contaminantes ambientales.

Tónicos

Tónicos hidratante a base de ingredientes como el aloe vera, que restaura el pH natural de la piel al mismo tiempo que hidrata, repara y regenera la epidermis.

Suelen contener otros componentes como el meliloto, que estimula el sistema circulatorio, proporcionando una acción descongestiva calmante y antiinflamatoria.

Peelings

Peelings suaves, ricos en activos hidratantes y reparadores, y formulados a base de aceites.Compuestos por partículas naturales que favorecen el arrastre y la eliminación de las células muertas.

Limpian la piel a la vez que la nutren, hidratan, protegen y reparan.

Mascarillas

Cosméticos ideados para todo tipo de pieles, en especial para aquellas secas y deshidratadas.

Cuentan con ingredientes que les proporcionan efectos calmantes, hidratantes, antioxidantes y remineralizantes, como el aceite de uva y el colágeno marino.

Serums para un rostro radiante y tonificado

Los serums son auténticos elixires de belleza que, gracias a su mayor concentración de principios activos y a su actuación directa en las capas más profundas de la piel, estimulan el proceso de renovación de la dermis.

Su textura es muy ligera, se absorbe fácilmente, y está formulada para mejorar el grado de penetración.

Los serums poseen propiedades antiarrugas, antienvejecimento y oxigenante, entre otras, y cada uno de ellos está especialmente formulado para actuar sobre una determinada necesidad de la piel.

Dentro de los serums pueden encontrarse infinidad de tipologías, ideados cada uno para cumplir un objetivo determinado, que puede ser antienvejecimiento, oxigenante, piel perfecta, contorno de ojos, etc.

Únete para recibir el contenido completo

Cremas faciales, las aliadas perfectas

Las cremas faciales son las responsables de asegurar que la piel del rostro mantenga su textura, su tersura y su equilibrio, permitiendo así lucir un aspecto joven y saludable. Para ello existen numerosas cremas, destinadas a unos u otros fines.

Las cremas, generalmente, se han de aplicar una o más veces al día, ya sea durante el día o durante la noche, en función de efecto deseado y de las características del cosmético en cuestión.

Es muy importante tener en cuenta que no todas las pieles son iguales, de ahí que se comercialicen cremas para los distintos tipos de pieles, es decir, para pieles sensibles, secas, grasas, etc.

La clave para mantener el buen aspecto de la piel es la hidratación, la nutrición, y la protección. Para ello existen numerosas cremas que conforman un amplio catálogo de posibilidades para cubrir todas las necesidades.

Un catálogo formado por un gran espectro de cremas hidratantes, ya sea para pieles grasas o sensibles, además de cremas especiales para la noche, con acción nutritiva y reparadora, y cremas reafirmantes con efecto lifting.

Otras cremas, como las de día o las cremas colágeno, son cremas ideadas para nutrir la piel. Junto a ellas, los cosméticos antiarrugas, que rellenan, reducen y disimulan las líneas de expresión, y los preparadores faciales, con efecto antiedad.

Un amplio catálogo de cremas que contribuyen a que le rostro luzca siempre joven y saludable.

Queremos conocer tu opinión

comments